lunes, 16 de abril de 2012

6 Hábitos Para Mejorar Desempeño

Detrás de cada proceso de transformación empresarial existe un proceso de transformación personal, por lo que debemos de ser capaces de revisar nuestro desempeño y dar pasos concretos para cambiar nuestros hábitos.
  ¿Qué hábitos debo cambiar?
¿Qué nuevas habilidades debemos desarrollar?

A continuación presentamos una ruta crítica, que nos permitirá mejorar día a día nuestro desempeño: 

1.    Jugar Duro. Haz lo que tengas que hacer en el momento preciso y sin excusas. No importa lo talentos o dotes que posea una persona, nunca alcanzará su potencial máximo sin la auto disciplina. Desarrolla una lista de prioridades y cúmplelas, haz un estilo de vida disciplinado. Todos los tiempos son buenos para aquellos que están dispuestos a trabajar duro.

2.    Saber Adaptarse. La mayoría de los auditores que conozco se siente más cómoda con los viejos problemas que con las nuevas soluciones. La vida es un proceso cambiante. Con todas sus transiciones vienen nuevas oportunidades de crecimiento. No hay mejoramiento sino a través del cambio. Para mejorar debemos cambiar continuamente. “La gente conformista se adapta al mundo. El visionario intenta que el mundo se adapte a su visión. Todo el progreso depende de los visionarios”.  George Bernard Shaw. 

3.    Conviértase en un Solucionador. Cree la reputación de hacer frente a los problemas detectados, que la solución comience con usted, desde su escrito en el Departamento de Auditoría Interna. 

4.    Expandir Rol. Ir más allá de los servicios tradicionales de aseguramiento.  Realice actividades de consultoría, con el objetivo de ayudar a la organización a alcanzar sus objetivos de negocio. Muchos Departamentos se rigen exclusivamente con el rol definido por el Estatuto de Auditoría, cuyo documento en muchas ocasiones puede estar obsoleto y no reflejar la realidad actual. Toma la iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar nuevas opciones de servicios para nuestros clientes. 



5.    Mejore Continuamente. Muchos auditores internos creen, firmemente, que la clave de su éxito depende fundamentalmente de su experiencia. Recuerde que siempre existen oportunidades para desarrollar nuevas destrezas y mejorar el rendimiento. No espere que su supervisor le diga que aspectos técnicos debes mejorar. Frecuentemente auto-evalúe sus necesidades de desarrollo profesional y oportunidades de mejora. 

6. No Trabaje Solo. Usted puede pensar que tiene la mejor solución, pero el solicitar la perspectiva de otros, esto puede contribuir a refinar el resultado final. Cuando el Departamento de Auditoría Interna esta desarrollando un plan de acción para un hallazgo de auditoría es importante obtener la retroalimentación de los dueños del proceso, quienes son los verdaderos expertos.

 ¿Te ha gustado el post? ¡Déjanos saber tu opinión a través de un comentario!

5 comentarios:

  1. Buen día.
    Leí el documento y me parece muy interesante, sobre todo como un recordatorio permanente a todos los que estamos trabajando en ir mejorando los procesos actuales.
    Nuestro trabajo es un cambio constante, y el no acompañarlo constituye una seria vulnerabilidad en nuestras tareas de prevención y control.

    Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Emilio, por compartir tus ideas. Estoy completamente de acuerdo con tu enfoque respecto al cambio constante de nuestra profesión.

    ResponderEliminar
  3. Excelente trabajo. Se los recomiendo especialmente para aquellos que creemos que la disciplina del trabajo comienza mirándo internamente lo que logramos con nuestra disciplina de vida.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Juan Andrés, por leer nuestros blog y dejarnos saber tu opinión respecto a este tema tan relevante para nuestro desempeño diario.

    Un abrazo fuerte!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Cada día trae nuevos retos y para muchos de nosotros, este día es el comienzo de algo importante. Este excelente articulo nos recuerda la importancia de programar nuestro derrotero con pautas ya conocidas pero que siempre olvidamos. Este escrito me llega en un momento clave y por supuesto que lo seguiré.. Gracias

    ResponderEliminar