miércoles, 21 de noviembre de 2012

Apetito y Tolerancia Riesgo

El apetito de Riesgo y la Tolerancia al Riesgo son dos términos ampliamente usados, pero pueden ser fácilmente mal entendidos. Es por esta razón que a continuación compartimos algunos comentarios respecto a estos elementos que debemos tener en cuenta los auditores internos al evaluar la efectividad de un sistema de gestión de riesgos:

Apetito de Riesgo es una ponderación de alto nivel de cuánto riesgo la administración y la Junta están dispuestos a aceptar en el logro de sus metas. Características principales:

·         La Gerencia y la Junta deben formular el apetito al riesgo a nivel de entidad
·         Las compañías pueden expresar su apetito al riesgo como el equilibrio aceptable del crecimiento, los riesgos y el retorno, o como una medida de valor agregado a los accionista ajustada al riesgo.
·         El apetito se puede definir mediante el uso de un mapa de riesgos.
·         Entidades, tales como organizaciones sin fines de lucro, expresan su apetito al riesgo como el nivel de riesgo que ellos aceptarían al proporcionar valor a sus partes relacionadas.

Tolerancia al Riesgo es el nivel aceptable de variación en relación a la concesión de un objetivo. Algunos de los aspectos claves, que debemos tener presente:

·         La tolerancia al riesgo es medible, preferiblemente en las mismas unidades de los               objetivos relacionados.
·         Al establecer la tolerancia al riesgo la Gerencia considera la importancia relativa de los objetivos relacionados
·         La tolerancia al riesgo se alinea con el apetito al riesgo. Qué considera alto (que exposición no está dispuesta a aceptar).
·         En qué tipo de escenarios se sentiría la gerencia incomoda de manejar o enfrentar .

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo con otro auditor interno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada