lunes, 6 de enero de 2014

¡Quiero un aumento!

Esta es la frase más escuchada por Directores de Auditoría Interna durante todo el mes de enero de cada año, sin importar que trabaje para un grupo transnacional, una organización si fines de lucro, un banco o una institución gubernamental.

¿Está considerando pedir un aumento de salario?

En ese caso, debería responder la siguiente pregunta:

¿Por qué le pagan su salario?

Si su repuesta fue por:

- Años en la empresa,
- Formación académica,
- Las posiciones que has ocupado,
- La descripción de tu puesto actual,
- Tus responsabilidades,
- Tus propuestas de mejora o iniciativas,
- Tus habilidades y
- Tus metas

Podría estar equivocado, debido a que la razón por la cual te pagan es por tus logros comprobables. Y esto lo hacemos a través de ayudar a nuestra organización a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno.

¿Cómo nos ven nuestros clientes?

Lamentablemente, la palabra auditoría Interna sugiere en muchas ocasiones ideas tales como: control, procedimientos, políticas, cumplimiento, planificación, consistencia, papeles de trabajo, error, irregularidad, informes y papeles de trabajo. Si deseas un incremento sustancial, tu trabajo debería estar asociado con términos tales como: estrategia del negocio, riesgos, resultados, cambio, visión, cuantificación impacto, solución creativa a situaciones detectadas y mejoras sustanciales procesos. 

¿Qué debemos cambiar?

A continuación presentamos los cambios que debemos realizar:

1.    Agregar valor a través de enfocarnos en los riesgos y asuntos críticos para el éxito del negocio.
2.    Alinear las proposiciones de valor y recomendaciones a las expectativas de las partes interesadas.
3.    Establecer una cultura de servicio al cliente.
4.    Desarrollar un servicio costo efectivo.
5.    Promover el mejoramiento de la calidad y la innovación.
6.    Pensar y actuar de forma estratégica.
7.    Conocer bien el negocio y sus operaciones.
8.    Estar alerta para detectar de forma proactiva posibles escenarios de fraude.
9.    Fortalecer los procesos de gobierno corporativo, gestión de riesgos y control.
10. Evaluar continuamente la efectividad de sistema de comunicación del departamento (reuniones, informes, email y otras comunicaciones formales e informales).

Para finalizar, tenga presente que el trabajo de auditoría interna debe significar cambio y acción. Tu trabajo debe tener un impacto positivo en los procesos de la organización. Creo que la idea fundamental de los servicios prestados de aseguramiento y consultoría es contribuir. Propongo un cambio drástico, paradigmático en nuestra manera de pensar sobre el trabajo. Personalmente, creo que estamos en nuestras empresas para servir, para brindar un servicio distintivo y superior; para aportar más de lo que nuestros clientes esperan.

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo con otro auditor interno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario