lunes, 9 de diciembre de 2013

5 Cosas que todo auditor interno principiante debe saber

Si lees mi blog con regularidad, sabrás que hace poco tuve la fantástica oportunidad de desarrollar una conferencia para una universidad local, cuando tengo contacto con estudiantes en algunas ocasiones surgen preguntas sobre las cosas que estos deben tener presente para convertirse en profesionales de alto rendimiento.

A continuación comparto algunas ideas sobre éste tema:

1.    Impresiona con tus actos, no con tus palabras. Tu comportamiento diario revela cuales son tus creencias más profundas. Trabaja duro. Haz tu trabajo como si fuera el trabajo más importante del mundo. Por qué lo es. De nada sirven las buenas intenciones, si no hacemos nuestro trabajo y cumplimos con nuestra responsabilidad, si no transformamos la realidad a partir de una acción operativa

2.    Cuida tu reputación. Una buena reputación toma años en ser construida y solo minutos para perderla. Benjamín Franklin dijo: “La porcelana china, al igual que la reputación es fácil de romper y difícil de volver a pegar”. Si no vives con integridad, morirás con vergüenza.

3.    Palabras prohibidas en la lengua Castellana. El verbo conformarse no debería tener conjugación posible. El término “¡No!” (o “no lo hagas”) debe ser usado con especial cuidado. La voz imposible debe ser eliminada del Diccionario de la Real Academia Española. Sin importar las circunstancias siempre sé un optimista radical. La palabra optimismo proviene del latín "optimum": que significa "lo mejor". Por lo que haz siempre lo mejor que puedas.

4.    Tú eres una marca. El futuro no está en tu empleo o posición actual. El único futuro esta dentro de ti mismo. Tu principal activo financiero eres tu mismo. Tú eres el único responsable de realizar tu trabajo excepcional. Nadie lo hará por ti. Lo que hay dentro de ti siempre sale a la superficie. La calidad del mundo interior siempre acaba por reflejarse en la calidad de tu comportamiento.

5.    Evita a toda costa la mediocridad. El hecho de que nadie sea perfecto no es suficiente excusa para aceptar la mediocridad. Nunca te rindas, hasta que lo que haces sea mejor y lo mejor sea excelente. Los grandes realizadores siempre están obsesionados con mejorar continuamente personal y profesionalmente.
Ultima imagen tomada del portal de Facebook de Mármol Blum, Auditoría & Consultoría.
¿Te ha gustado la reflexión? ¡Compártela con otro auditor interno!

9 comentarios:

  1. Excelente publicación, si todos hiciéramos esto el mundo seria diferente, todos seriamos mejores individuos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José!
      Profundamente agradecido por tu comentario! ese es y seguirá siendo el objetivo de este blog, generar reflexiones sobre la apasionante función de auditoría interna.
      Un fuerte abrazo
      Nahun

      Eliminar
  2. Excelente Nahun, considero muy apropiado guiar a los nuevos profesionales del area para asegurar un relevo con principios y valores al nivel que la profesion requiere!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Claudia por visitar el Blog y dejarnos saber tu opinión.
      Nahun

      Eliminar
  3. Lic. José Berroa7 de enero de 2014, 4:57

    Excelente comentario de su parte eso da mucho para que los auditores busquen su excelencia en el trabajo, bendiciones Nahun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendiciones de lo alto para ti también José.
      Un abrazo fuerte,

      Eliminar