viernes, 22 de marzo de 2013

Oficio Auditor Interno Consejo No. 8: Compromiso con la excelencia

El periodista y escritor español Ignacio Novo dijo en una ocasión una gran realidad:
¿Qué es la excelencia?

Es la capacidad de exceder lo ordinario, en otras palabras ser extraordinariamente bueno en lo que haces. Los antiguos griegos tenían un concepto de areté que significa una aptitud excepcional para un fin. Esto ocurre en las obras de Aristóteles y Homero . Otro concepto relacionado es eudaimonia , que era la felicidad, resultado de una vida bien vivida, ser próspero y estar satisfecho. El concepto equivalente en la filosofía musulmana es Ihsan.

Ser un auditor interno de clase mundial no tiene nada que ver con el país donde usted viva, la empresa para la cual trabaje o su linaje, sino que tiene que ver con la decisión, el compromiso, la acción y la persistencia de crecer y mejorar continuamente tanto profesional como personalmente. Compromiso, independencia, objetividad, profesionalismos, responsabilidad, integridad, transparencia, iniciativa, y sólidos valores éticos y morales, son algunos de los muchos requerimientos que se exige a los auditores internos en la actualidad

La verdad es que el comportamiento de un ser humano es un espejo en el que cada uno muestra su imagen.  El hombre se distingue de todas las demás criaturas por la facultad de perfeccionarse cada día y en cualquier área que seleccione, conviértase en un adicto del mejoramiento continuo. Luche por la excelencia, esté dispuesto a hacer más, en un mundo donde muchos aceptan la mediocridad como estilo de vida. El mayor desperdicio de nuestros recursos naturales es el número de personas que nunca desarrollan su potencial.

¿Lo que hago diariamente refleja mi compromiso con la excelencia?

Gandhi en una ocasión dijo: “Una persona no puede hacer lo correcto en un área de la vida mientras hace lo incorrecto en otra área. La vida es única e indivisible.” Esta frase refleja una sabiduría profunda, esto es debido a que el compromiso con la ¡Excelencia! no está reservado para un grupo pequeño de áreas seleccionadas de nuestras vidas, debe reflejarse en todo lo que hagamos. Por lo que tome en cuenta que:

·         La calidad de tu trabajo pone de manifiesto tu pasión por la ¡Excelencia!
·         La forma en que agregas valor en tu organización expresa tu pasión por la
     ¡Excelencia!
·         Sus hábitos personales y comportamiento deben reflejar su pasión por la
     ¡Excelencia!
·         Hasta tus pensamientos deben demostrar su pasión por la ¡Excelencia!

¿Te ha gustado el consejo? ¡Compártelo con otro auditor interno!

4 comentarios:

  1. Excelente artículo, muy cierto, ya lo pasé a todos mis conocidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos saber su opinión y por recomendar nuestros artículos. Saluods,

      Eliminar
  2. Muchísima razón, es una frase estupenda, breve, clara y concisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sofia por tus palabras de apoyo y por leer nuestras reflexiones. Saludos,

      Eliminar