lunes, 2 de febrero de 2015

9 Pasos para el desarrollo de una cultura basada en integridad y valores éticos

La semana pasada desarrollamos una conferencia in-company para el Banco Central de Reservas del Perú (BCRP), llamada “Cómo desarrollar un sistema efectivo de control interna”. Luego del del entrenamiento Juan Alberto Villanueva Chang me comento la importancia de implementar un adecuado ambiente de control en las organizaciones basado en integridad y valores.

De acuerdo con el Marco Integral COSO 2013 el ambiente de control es el conjunto de normas, procesos y estructuras que constituyen la base sobre la que desarrollar el control interno de la organización. El consejo y la alta dirección son quienes marcan el “Tone at the Top” con respecto a la importancia del control interno y los estándares de conducta esperados dentro de la entidad. La dirección refuerza las expectativas sobre el control interno en los distintos niveles de la organización.

El ambiente de control incluye la integridad y los valores éticos de la organización; los parámetros que permiten al consejo llevar a cabo sus responsabilidades de supervisión del gobierno corporativo; la estructura organizacional y la asignación de autoridad y responsabilidad; el proceso de atraer, desarrollar y retener a profesionales competentes; y el rigor aplicado a las medidas de evaluación del desempeño, los esquemas de compensación para incentivar la responsabilidad por los resultados del desempeño El entorno de control de una organización tiene una influencia muy relevante en el resto de componentes del sistema de control interno.

En pocas palabras, un fuerte ambiente de control en su organización permite resolver los problemas más comunes ocasionados en el sistema de control interno, por esta razón a continuación compartimos 9 pasos para fortalecer la integridad y los valores éticos:

1.    La alta dirección debe tomar el liderazgo de establecer el tono en la cumbre a través de declarar a la integridad del personal como uno de los valores fundamentales de la organización en las reuniones corporativas, discusiones con empleados, memorándums, emails, videos y presentaciones.
2.    Teniendo supervisores y líderes de grupos que recuerden a los empleados su sociedad para el éxito de la empresa y la integridad como un valor fundamental.
3.    Requerir a todo el personal participar en entrenamientos sobre ética.
4.    Requiriendo al personal ser guardianes de la integridad de la organización, como resultado, los empleados debe comunicar al nivel apropiado interno cualquier mal comportamiento observado.
5.    Estableciendo una línea ética, a través de la cual se pueda comunicar por teléfono de forma anónima cualquier irregularidad.
6.    Evaluar, controlar y corregir oportunamente desviaciones identificadas, haciendo énfasis en la transparencia y la corrección de las deficiencias.
7.    Reforzar los valores corporativos en el proceso de inducción de nuevos empleados haciendo énfasis en la integridad y valores éticos.
8.    Establecer e informar la implementación de una política de cero tolerancia a toda actividad fraudulenta.
9.    Liderar a través del ejemplo, los líderes están en la obligación de desarrollar un comportamiento basado en los más altos estándares éticos y morales.

¿Te han gustado los consejos?
¡Déjanos saber tu opinión a través de un comentario!

2 comentarios:

  1. Excelente artículo, si se aplicara en las empresas publicas privada, la realidad seria muy diferente a la que se vive
    Mayra de Munguía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias apreciada Mayra por acertado comentario.
      Sin lugar a dudas, que es un lujo que visites nuestro blog y nos deje saber tu opinión sobre los temas presentados.
      Saludos,

      Eliminar